Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

lunes, 25 de abril de 2005

Defunción

Llegan las dos de mi ciudad y puntual como uno suizo, mi reloj de inspiración da campanadas. Suelo confundir la inspiración con las ganas de dormir... pero es justo en este momento de soledad cuando me apetece contar lo más sincero o lo más irreal. Es esta hora en la que todo se para y el silencio logra que las palabras que a otra hora carecerían de él, cobren sentido.
Bienvenidos a la comedia del sinsentido donde las butacas son de arena, el escenario de cristal y los actores de madera. Ya no vuelan las imágenes de tantos recuerdos, de tantos momentos, sino se hunden el el foso donde la orquesta de sordos afina su pieza. Todo comienza por el final y es el final a donde llega, carente de ritmo de sentido y de placer. Vamos a contar mentiras, vamos a bajar del cielo y revolcarnos en las cuchillas del césped del infierno a ver si duele de verdad lo que ya no siento. Lo que vagamente me asalta y me roba el sentido se esfuma a la vez que se hace más presente en el pasado, que ya ves, pasado está. ¿Qué nos depara el futuro de esta comedia que a la mitad se vuelve tragedia, por la que comenzó, pues como dije comienzo por el final pues es este el que ahora es presente?. Las lágrimas inundaron el patio de butacas y los espectadores se hundieron en esa arena que se convirtió en movediza. Los actores de madera, desgraciadamente no llegaron a ser pinochos y el cristal del escenario estalló en pedazos cuando la cuarta pared fue volada por los aires tristes de esta función. De esta defunción.Saludamos y nos vamos a dormir como cada noche, sólo que un poco más tristes de tanta pasión muerta.

viernes, 22 de abril de 2005

Construyendo castillos de arena

Construyendo castillos de arena, intento mezclarla con cemento y que no se rompa nunca. Pero es inútil. Cada vez que termino un piso viene una ola de agua que se lo lleva, que se lo lleva.
O si no... cuando casi he terminado mi lindo castillo, se seca y el viento lo vuela, lo vuela.
Vuelvo a construir y me empeño en mi lucha contra la naturaleza... me pregunto si la arena estará acostumbrada a ser destrozada una y otra vez por esta. Iluso vuelvo a la faena pero el sol castiga y no queda más remedio que meterse en el agua... me uno a la naturaleza después de mi lucha, al fin y al cabo me encuentro en casa y me pregunto porqué no dejé antes de construir los castillos, de luchar contra ella, ni me deje de nadar a contramarea cuando las olas el viento y el sol me llevan siempre a donde quieran.

lunes, 18 de abril de 2005

Tobogán

Siempre me gustó esta palabra. Me parece perfecta para el dibujo que uno se hace en su cabeza. "to" es como el primer impulso con el que te lanzas... "bo" es el tiempo que pasa hasta que llega "gán" la curva final. Pero es más que eso, es una palabra curva y en su fonética hay algo de alegre, algo de riesgo y algo de infancia. Tobogán tobogán. No, no me he fumado ningún porro. Empecé este blog para sorprenderme a mí mismo y voy por buen camino.. Tobogán je,je me dan ganas de jugar... con las palabras, con la arena... buenas noches

+ Divertigo

Vuelvo al revuelto de la semana donde nada para donde todo sigue en la misma dirección que como dije, no es la equivocada. Tengo que aprender a apreciar las cosas buenas. Aunque sigo ronco por este ritmo transformado en algoritmo. Doce horas de trabajo igual son muchas pero me quejo porque es mi naturaleza, soy quejica, y trabaje 2 ó 10 siempre me quejaré. Aún así no me cambio por ninguno y el placer de no pensar en qué hacer sino simplemente dejarte llevar moviendo un poco la quilla para seguir por el camino...
ya remé y remé y remé para ahora no tener que remar más sino dejarme llevar por el impulso acumulado... woah ¡que tobogán!, ¡que sube y baja! ¡Que intensidad!. Es esta la vida que pretendía y aunque aún se ensucia por detalles que dan dinero todo va por buen camino. Quien diría que escribí lo que escribí sin saber de la alegría que tuve al siguiente día, en un titular de periódico. Como dice una canción con la me gusta soñar... "aunque a veces me contradiga esta es la vida que yo elegí que más podemos decir, nosotros somos así."
P.D: esta etapa existencialista me llevará a algo un poco más ingenioso, espero, pero al fin y al cabo es mi blog y escribo lo que quiero ¿no? :)

lunes, 11 de abril de 2005

Divertigo

Corriendo tras el tren, logré pillarlo a tiempo.
No sé muy bien cómo pero lo pillé.
Todavía ando por el vagón de equipaje, el último de todos pero estoy.
Sucede que ahora miro por la ventanilla y todo pasa muy rápido,
no me es posible ver el paisaje, disfrutar del viaje,
sin embargo, creo que me gusta a dónde me dirijo.
No tengo vértigo del destino pero sí de la velocidad que coje el tren.
Al fin y al cabo cuando corría tras él era yo quien marcaba la velocidad y una vez dentro estoy en continuo movimiento pero soy llevado por otra fuerza superior a mí.
No quiero saltar del tren. Repito, me gusta mi destino...
pero "woah" le pediría al conductor que fuera más despacito porque
al fin y al cabo, si mal no recuerdo ¿no era el viaje lo que tiene sentido?

miércoles, 6 de abril de 2005

Tierra-bola de espejos

imagino la tierra como una bola de espejos... glamourosa, brillante, viva y pendiente de un hilo que puede que aguante su peso si algún que otro idiota no la fuerza demasiado.