Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

miércoles, 10 de agosto de 2005

Fundas de Almohada (1).

Llenaba sus fundas de almohada con sueños inalcanzables. Fue así como se desarrolló esa tortículis que le obliga a mirar hacia otro lado sin demasiado esfuerzo.

3 comentarios:

Glube dijo...

Vaya...eso de ponerle un numero al post parece interesante. ¿Significa que después del uno viene el dos, y el tres, y el cuatro...?

Nos vemos a la vuelta.
Saludos!!

Grock dijo...

No, directamente saltaré al 25, 26 y daré carpetazo.
Realmente es que me gustó la idea de inventar sobre fundas de almohada. Y decidí ponerle un 1 (no sé donde habré visto eso)por si me da por escribir más.
1 saludo y felices vacaciones.

Anónimo dijo...

¿que tiene que hacer entonces? porque conozco a alguien que la pude ayudar... no te hace realidad los sueños inalcanzables pero es un quiromasajista fabuloso... ¿o es mejor que se arriesgue,tire la maldita almohada y viva sus sueños en vez de almacenarlos y lamentarse por no cumplirlos? (o al menos vivir para intentarlo)
pd.pregunta larga donde las haya...¡malditos signos de puntuación!nunca podré dominarlos...
pd 2. cuando quieras te presto mi funda de almohada para que te cuente cosas que te inspiren el capitulo 25 o 26...a mí me tiene harta,es super pesada...siempre pregunta tonterias.