Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

lunes, 28 de noviembre de 2005

Encontré la servilleta...

Como un cachalote nos persigue la sombra del avión sobre el océano y estáticas las nubes parecen grandes ciudades mientras que las grandes ciudades se difuminan como vaho.
Las hélices de nuestro avión irrumpen entre esas nubes creando nuevas formas cortantes y sonantes como resumen de la existencia human en este universo.
No somos nada, somos parte de este planeta que nos creemos nuestro. Igual de parte que lo son las hormigas.

No hay comentarios: