Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

viernes, 17 de febrero de 2006

Hoy volé con Brian May

Pues eso, no fue gran cosa, un viaje normal y corriente, excepto por el cabezazo que me dí en el cogote contra la parte alta donde se coloca el equipaje de mano. En lo que facturábamos, había un personaje peculiar que sonaba familiar. Era alto y con unos pelos rizados enormes, bastante cómico. Una de las personas que facturaba conmigo lo comentó me suena a alguién "hay un guitarrista o alguien que tiene los pelos así" yo dije que Brian May lo tenía así de manera que igual era uno de los actores del Musical de Queen, que ahora presentan en la zona. Ella lo había visto, el musical, y dijo que no. Subimos al avión sin prestar mayor importancia y cuando reparten la presnsa local, en portada, en un pequeño recuadro: "El guitarrista Brian May apadrina el estreno del musical sobre Queen en el teatro". Al lado una foto suya.
No suelo emocionarme en exceso con esté tipo de encuentros casuales, pero con la tontería una amiga compañera de asiento decidió que nos sacásemos una foto con él.
No teníamos cámara sino el móvil de otra compañera de trabajo así que se lo dijimos.
Cuando el entró a la sala de recogida de maletas, le comenté en inglés si podía sacarme una foto con él. Creo haber escuchado, aunque por la velocidad que tenía no sé si escuche bien, "no, lo creo, porque tengo prisa". Los otros famosos (aunque locales), mis compañeros de trabajo, se quedaron un poco extrañados de que ni se parase un momento o al menos sonriese. -"Tambien hay que verse con un agobio como el que tiene esa gente" comentaban.
A mí me dió igual. Me hace más ilusión la foto que tengo con Jorge Drexler mucho antes de su Oscar. Realmente era para darle un poco de envidia a algunos amigos fans.
Sea como sea siempre podré decir. "Pues yo volé con Brian May" (aunque me daba igual).

No hay comentarios: