Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

sábado, 3 de febrero de 2007

Liniers

2 comentarios:

globin dijo...

bueno...si al menos , ese duende decide dónde no va , ya es un paso a no estar tan perdido?¿?

Liliana C. dijo...

Bueno, depende del momento.... a veces lo de flotar no lo llevo muy bien...