Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

martes, 24 de julio de 2007

Gregerías 27: El billete de ida y vuelta

En el billete de ida y vuelta tememos que nos perforen la vuelta en vez de la ida, obligándonos a volver al revés, comenzando por ir otra vez para poder volver de nuevo

Ramón Gomez de la Serna

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Tu sabías que no todo el mundo sabe volar? Yo acabo de descubrirlo, me parece absolutamente intolerable. Ahora entiendo muchas cosas
Mary

Grock dijo...

saben pero a algunos se les olvida y otros lo olvidan adrede.
A los que quieran...
Hay que enseñarles a desaprender las cosas.