Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Muere Fernando Fernán Gómez. Qué grande que fue...


Cuando era pequeño y todavía no sabía ni qué era la vida ni qué pretendía de ella entretenía mis mañanas viendo los dibujos de Don Quijote, antes siquiera de saber que existía esa novela tan enorme. Me enganchaba esa voz que luego, años más tarde descubrí que era de Don Fernando Fernán Gómez, caballero de las artes del cine, el teatro, las letras y la palabra.

El viaje a ninguna parte es película de culto de los que nos dedicamos a la profesión. En la cabecera de mi cama, tengo su libro "Puro teatro y algo más" un regalo que nos hizo a los que le hicimos un poco de caso por encima de "a la mierda" y otras anécdotas estúpidas. Hoy me enteré que participó en más de 150 películas de las que no debo haber visto más de 10, sin embargo, la honradez y carisma que este hombre transmitía, engancha y hace aspirar al que se dedica a esta profesión a ser ya no un gran actor, sino un gran hombre.

Yo siempre que imagine a Don Quijote imaginaré a Fernando Fernán Gomez.


Ver información en El País

No hay comentarios: