Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

jueves, 13 de diciembre de 2007

Post tomado del blog de ADISE Here without you

Alguien

Alguien que me salude tapándome los ojos en un abrazo y mordiéndome el cuello. Que con cada beso remiende descosidos y se reafirme como mi único roto. Que sepa ser Caperucita y lobo cuando toque y sepa que yo también puedo serlos. Que se pierda conmigo y piense que ya no tiene sentido encontrarse.

Alguien que no se enfade si me molesto por bobadas y espere que se me pase. O que me saque la lengua si me pongo tonta y consiga hacerme perder el norte. Y que me dé un pellizco cuando mire a otra y no se queje si se lo devuelvo. Que sepa estar y escuchar incluso cuando no esté y nadie diga nada.

Alguien que con un soplido ahuyente cada nube negra y no tenga miedo de que regresen. Que esté loco por mí, que me diga que me quiere y que no sea por decir. Que no dé nada por hecho ni piense tampoco que con mucho o poco es suficiente. Que no se acostumbre a tenerme y deje de inventar caricias, aunque sepa que estaré.

Alguien con quien reírme y que se ría, de mí, de él y del mundo. Que me mire, que yo lo mire y me tiemblen las piernas sin remedio. Que me coja de la mano por la calle y se pierda el vértigo a las alturas. Y sobre todo que no tenga que perderme para darse cuenta de que me había encontrado.

ADISE

No hay comentarios: