Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

domingo, 16 de diciembre de 2007

Poemario 9 y 10: Cuando lleguemos - Ya no te espero

Cuando lo mío sea tuyo,
cuando lo tuyo sea mio, cuando lo nuestro sea nuestro porque así lo hayamos querido.
Cuando tú sigas existiendo,
igual que seguiré existiendo yo, aunque a veces, entre tus brazos, llegue a desaparecer. Cuando tú seas mi parque de atracciones y yo tu océano a veces bravo y otras tranquilo. Cuando en los parques, los balcones, las playas y mis rincones sea siempre navidad.
Cuando no esperes a que llegue porque ya estaré allí,
cuando no espere que te vengas porque ya habrás llegado.
Cuando lleguemos…
Cuando lleguemos.

Cuando lleguemos comenzará otro viaje de trenes de aviones de playas y rincones, interiores.
Tendré que sacarle polvo a mi alfombra voladora, pero nos sacará a paseo bastante a menudo,
nos enseñará sueños y nos llevará lejos, quien sabe quizás a nunca jamás.
“Vámonos al país de nunca jamás vámonos, vámonos ya” Recuerdas…
Tenía prisa, deseo. No ha cambiado tanto. Igual no he cambiado tanto.
Cuando lleguemos renovaremos las alas, los polvos mágicos, la capa y porqué no, también la espada y saldremos juntos de aventura, de desventura y volveremos juntos una y otra vez a la aventura de vivir nuestra “no rutina”, de sorprendernos cada día volviéndonos a enamorar.
A hacernos temblar.
Cuando lleguemos.
Cuando lleguemos, si algún día llegamos,
no volveremos.

P.D: Ya no te espero
Ya no te espero

Ya no te espero.
Ni a ti ni a tu sonrisa, esa que a veces tardaba en llegar.
Ya no te lloro ni me enamoro ni me permito ansias de ti.
No desespero por tu retorno ni pido a gritos “hazme feliz”.
Ya no te espero y tampoco anhelo que estés junto a mí.

Para siempre no te espero, para siempre no es navidad.
Para siempre dije siempre y siempre ya no te espero
aunque deseo que seas feliz
Feliz para siempre

Ya no te espero ni espero que tú me esperes a mí.
Ya no te espero, ya no deseo todo lo que creí.
Aunque aun lo crea.
Aunque me creas aunque te crea y aunque te vea siendo infeliz, ya no te espero.
No te preocupes, no será así

Ya no espero…
pero tampoco
creo que vengas

Debí escribirlo a principios de esta década

No hay comentarios: