Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

jueves, 31 de enero de 2008

sin saber

Escribía sin saber que no era el quien movía su lápiz

No hay comentarios: