Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

lunes, 6 de octubre de 2008

Poemario 32: Las camareras

Las camareras vienen de venus
de la barra a la caja danzan y media vuelta.

Sin gravedad, ni lunas llenas, sin queja en su venusiana sonrisa .
Por sus hombros desnudos se columpian los piropos nauseabundos.
Al otro lado de la fiesta se deslizan, sirenas de la noche decadente,
luciérnagas de los lúgubres jardines.

- Otra copa cuando puedas - repito, sin que me entienda
creo que así me acerco, pero me alejo
de su mundo real,
de venus.

No hay comentarios: