Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

miércoles, 27 de mayo de 2009

Más de cien Mentiras - Joaquín Sabina

Tenemos memoria, tenemos amigos,

tenemos los trenes, la risa, los bares,
tenemos la duda y la fe, sumo y sigo,
tenemos moteles, garitos, altares.

Tenemos urgencias, amores que matan,
tenemos silencio, tabaco, razones,
tenemos Venecia, tenemos Manhattan,
tenemos cenizas de revoluciones.

Tenemos zapatos, orgullo, presente,
tenemos costumbres, pudores, jadeos,
tenemos la boca, tenemos los dientes,
saliva, cinismo, locura, deseo.

Tenemos el sexo y el rock y la droga,
los pies en el barrio, y el grito en el cielo,
tenemos Quintero, León y Quiroga,
y un bisnes pendiente con Pedro Botero.

Más de cien palabras, más de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
más de cien pupilas donde vernos vivos,
más de cien mentiras que valen la pena.

Tenemos un as escondido en la manga,
tenemos nostalgia, piedad, insolencia,
monjas de Fellini, curas de Berlanga,
veneno, resaca, perfume, violencia.

Tenemos un techo con libros y besos,
tenemos el morbo, los celos, la sangre,
tenemos la niebla metida en los huesos,
tenemos el lujo de no tener hambre.

Tenemos talones de Aquiles sin fondos,
ropa de domingo, ninguna bandera,
nubes de verano, guerras de Macondo,
setas en noviembre, fiebre de primavera.

Glorietas, revistas, zaguanes, pistolas,
que importa, lo siento, hastasiempre, te quiero,
hinchas del atleti, gángsters de Coppola,
verónica y cuarto de Curro Romero.

Tenemos el mal de la melancolía,
la sed y la rabia, el ruido y las nueces,
tenemos el agua y, dos veces al día,
el santo milagro del pan y los peces.

Tenemos lolitas, tenemos donjuanes;
Lennon y McCartney, Gardel y LePera;
tenemos horóscopos, Biblias, Coranes,
ramblas en la luna, vírgenes de cera.

Tenemos naufragios soñados en playas
de islotes son nombre ni ley ni rutina,
tenemos heridas, tenemos medallas,
laureles de gloria, coronas de espinas.

Tenemos caprichos, muñecas hinchables,
ángeles caídos, barquitos de vela,
pobre exquisitos, ricos miserables,
ratoncitos Pérez, dolores de muelas.

Tenemos proyectos que se marchitaron,
crímenes perfectos que no cometimos,
retratos de novias que nos olvidaron,
y un alma en oferta que nunca vendimos.

Tenemos poetas, colgados, canallas,
Quijotes y Sanchos, Babel y Sodoma,
abuelos que siempre ganaban batallas,
caminos que nunca llevaban a Roma.


sábado, 23 de mayo de 2009

Recayendo...


jueves, 21 de mayo de 2009

Poemario 37: Si usted me permite, me pongo el sombrero tan sólo para quitármelo.

A Mario Benedetti, gracias.
Tal vez algún día - pensaba -
podré escribir así de sencillo.
Sencillo sí, pero muy simple escribo.
El truco, me doy cuenta, no está en la sencillez, que sí la tiene,
ni en la sinceridad, que a veces más a veces menos, se nos permite.
Tampoco,aunque hay que admitir que mucha culpa tiene,
en esa mirada de lince y el corazón sin coraza.
Supongo que más bien tendrá que ver con las ciudades y lo que evocan,
¿o eran las mujeres las que evocaban las ciudades?.
Igual que la soledad, el amor y las mujeres, la vida influye
o más bien esa tendencia a sentirla de otra manera,
a empaparse en la gota, a subir las escaleras del parque, el cine o el metro,
como si cada escalón fuera único; uno de madera, otro de nubes, otro de fuego,
otro de metal con piedras de todo a cien, que parecen preciosas, incrustadas en el borde o de simple y gris cemento, pero subiendo cada uno como si después del siguiente llegara a las puertas del mismísimo cielo.
Esas que ahora, si exite, seguro se le han abierto, pasillo incluido, de par en par.
Señor, señora, damas y ¿porqué no?, ustedes que siguen siendo caballeros a pesar de los pesares, uno puede intentar acercarse, paso a paso o de golpe y de repente a un maestro, puede intentar imitar su cadencia, su ritmo, su verso.
Igual, aunque lo dudo, hasta su esencia, pero su secreto...
su secreto el mismo que el de Monet, Chaplin o Picasso,
el mismo de ese Miguel Ángel que quitaba la piedra sobrante
para sacar la escultura que ésta llevaba dentro,
su perverso e intangible secreto es el de la magia, su talento natural va más allá de nuestro infinito universo y su verso, aunque pareciese el más cotidiano del planeta,
al igual que el arte de otros pocos genios, es de otra raza, de otro edén
muy distinto al de La Tierra.
Si usted me permite, Señor Benedetti,
me pongo el sombrero tan sólo para quitármelo.

lunes, 18 de mayo de 2009

Gracias. Benedetti, usted sabe que puede contar conmigo

Espero poder ser algo más original, pero por lo pronto, me apetece volver a leerle, a escucharle.

Cada ciudad puede ser otra

Cada ciudad puede ser otra
cuando el amor la transfigura
cada ciudad puede ser tantas
como amorosos la recorren

el amor pasa por los parques
casi sin verlos pero amándolos
entre la fiesta de los pájaros
y la homilía de los pinos

cada ciudad puede ser otra
cuando el amor pinta los muros
y de los rostros que atardecen
uno es el rostro del amor

el amor viene y va y regresa
y la ciudad es el testigo
de sus abrazos y crepúsculos
de sus bonanzas y aguaceros

y si el amor se va y no vuelve
la ciudad carga con su otoño
ya que le quedan sólo el duelo
y las estatuas del amor.


Desde los afectos

¿Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?
Que uno tiene que buscarlo y dárselo...
Que nadie establece normas, salvo la vida...
Que la vida sin ciertas normas pierde formas...
Que la forma no se pierde con abrirnos...
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente...

Que no está prohibido amar...
Que también se puede odiar...
Que el odio y el amor son afectos...
Que la agresión porque sí, hiere mucho...
Que las heridas se cierran...
Que las puertas no deben cerrarse...
Que la mayor puerta es el afecto...
Que los afectos, nos definen...
Que definirse no es remar contra la corriente...

Que no cuanto más fuerte se hace el trazo, más se dibuja...
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio...
Que negar palabras, es abrir distancias...
Que encontrarse es muy hermoso...
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida...
Que la vida parte del sexo...
Que el por qué de los niños, tiene su por qué...
Que querer saber de alguien, no es sólo curiosidad...
Que saber todo de todos, es curiosidad mal sana...

Que nunca está de más agradecer...
Que autodeterminación no es hacer las cosas solo...
Que nadie quiere estar solo...
Que para no estar solo hay que dar...
Que para dar, debemos recibir antes...
Que para que nos den también hay que saber pedir...
Que saber pedir no es regalarse...
Que regalarse en definitiva no es quererse...
Que para que nos quieran debemos demostrar qué somos...

Que para que alguien sea, hay que ayudarlo...
Que ayudar es poder alentar y apoyar...
Que adular no es apoyar...
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara...
Que las cosas cara a cara son honestas...
Que nadie es honesto porque no robe...
Que cuando no hay placer en las cosas no se está viviendo...
Que para sentir la vida hay que olvidarse que existe la muerte...
Que se puede estar muerto en vida..

Que se siente con el cuerpo y la mente...
Que con los oídos se escucha...
Que cuesta ser sensible y no herirse...
Que herirse no es desangrarse...
Que para no ser heridos levantamos muros...
Que sería mejor construir puentes...
Que sobre ellos se van a la otra orilla y nadie vuelve...
Que volver no implica retroceder...
Que retroceder también puede ser avanzar...

Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol...
¿Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida?


DEFENSA DE LA ALEGRÍA

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas


defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría













martes, 12 de mayo de 2009

El poema que Borges no escribió

INSTANTES.

Si pudiera vivir nuevamente mi vida
en la próxima trataría de cometer mas errores.
No intentaría ser tan perfecto me relajaría mas.
Sería mas tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico, correría mas riesgos, haría mas viajes,
contemplaría mas amaneceres, subiría las montañas, nadaría mas ríos.
Iría a mas lugares adonde nunca he ido, comería mas helados y menos habas, tendría mas problemas reales y menos imaginarios.
Yo fui una de esas personas que vivió sensata y
prolíficamente cada minuto de su vida.
Claro que tuve momentos de alegría,
pero si pudiera volver atrás trataría de tener solamente,
buenos momentos.
Por si no lo saben, de eso esta hecha la vida,
sólo de momentos, no te pierdas el ahora...

Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte, sin un termómetro,
una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas.
Si pudiera volver a vivir, viajaría mas liviano.
Si pudiera volver a vivir comenzara a andar descalzo.
A principios de la primavera y seguiría sí hasta concluir el otoño.
Daría mas vueltas al tiovivo, contemplaría mas amaneceres
Y jugaría con mas niños, si tuviera otra vez la vida por delante.
Pero ya ven, tengo 85 años y si que me esto muriendo.
------------------------------

La historia y el misterio de este texto es tan fascinante como el mismo.
Para el que tenga tiempo:
http://www.rompecadenas.com.ar/almeida.htm

lunes, 11 de mayo de 2009

El poema que Chaplin no escribió

VIDA

Ya perdoné errores casi imperdonables.
Trate de sustituir personas insustituibles,
de olvidar personas inolvidables.

Ya hice cosas por impulso.

Ya me decepcioné con algunas personas ,
mas también yo decepcioné a alguien

Ya abracé para proteger .
Ya me reí cuando no podía .
Ya hice amigos eternos.
Ya amé y fui amado pero también fui rechazado.
Ya fui amado y no supe amar.

Ya grité y salté de felicidad.
Ya viví de amor e hice juramentos eternos,
pero también los he roto y muchos.

Ya lloré escuchando música y viendo fotos .
Ya llamé sólo para escuchar una voz .

Ya me enamoré por una sonrisa.
Ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y ...

Tuve miedo de perder a alguien especial
(y termine perdiéndolo) ¡¡
pero sobreviví !!
Y todavía vivo !!
No paso por la vida.

Y tú tampoco deberías sólo pasar ...
VIVE!!!

Bueno es ir a la lucha con determinación
abrazar la vida y vivir con pasión.

Perder con clase y vencer con osadía,
por que el mundo pertenece a quien se atreve
y la vida es mucho más para ser insignificante.

----------------------------------------------------------

Se dice que este texto pertenece a Chaplin, sin embargo no aparece en ninguno de sus libros o entrevistas. Uno de esos... "escritos misteriosos".

domingo, 10 de mayo de 2009

Me echaba de menos

- Me echaba de menos.
- Sí, no me había dado cuenta, pero yo también.
- Yo también.
- Y yo!
- Y yo!
- Bueno igual yo no tanto, te podías quedar donde estabas.
- Jé... (silencio) ¿dónde estaba?...
- No sé
- Ni yo
- Ni yo
- Donde sea pero no vuelvas
- Ya veremos por lo pronto estoy aquí, que es lo que importa
- Te importará a tí.
- A mí también me importa
- Y a mí
- A tí no te importa una mierda...!
- Ya vale ¿no?

Y así mis diferentes lados se tiran horas y dias e igual con suerte toda una vida.

miércoles, 6 de mayo de 2009

San Francisco.





San Francisco se pierde hacia el mar por esa playa norte, donde no hay playa.
Llega a Alcatraz, desde donde sueña libertad perdiéndose entre las nubes que cubren las ventanas de los rascacielos.


Desde su lado más rico tiende un puente hacia la ciudad, la gran ciudad.


Se desliza por Lombard Street, sube las cuestas en sus viejos tranvias y gira cada esquina en limusina bailando reageton. Mientras, al otro lado de su cristal tintado suena un saxo que inunda de Jazz la gran puerta de China Town.

Se viste de colores, de razas, en cada barrio, en cada zona. Antes de que existieran los vuelos o los aeropuertos, ellos ya eran de todos lados. También de frutas y flores, cada domingo se viste el embarcadaro antes de que nazca Market Street. Cuando a la tarde llega y el sol colorea los paseos de pescadores, toca algún artista en the Cannery.

Misión Dolores cuenta que el español estuvo allí y ahora reza porque las pesadillas de terremotos no tiren los sueños que han construido. De eso se encarga precisamente el barrio de la alegría, que colorea sus semáforos y fachadas celebrando libertad.

Pero San Francisco todavía, lleva flores en el pelo, tiene banda sonora de folk y rock, huele a paz y amor, a Golden Gate park, cuando los hippies de hoy persiguen el sueño de los de ayer, en el que la psicodelia de Jimmy Hendrix y la garra de Janis Joplin tan solo acababa de nacer.

Así que si pasas, enamorado o no, por San Francisco...
be sure to wear some flowers in your hair.

video
video

Enamorado de la vida

Estoy enamorado de la vida, enamorado del amor y de la fuerza de la naturaleza, de su belleza en cada rincón en lo codidiano y en lo no cotidiano en lo más terrible y en lo más maravilloso.

Me gusta la vida, poder disfrutar de tener la suerte de vivir, con sus menos pero sobretodo con sus más. Me niego a ponerme corazas para protegerme de algo que no me ha pasado.

Todos las construimos, algunos sin querer, algunos adrede pero esas a veces densas capas de gelatina o de acero inoxidable nos pudren por dentro y nos encorsetan. Esos antibióticos arrasan con todos los sentimientos para vivir anestesiados. Me niego. Quiero volver a lanzarme porque es mi manera de vivir, con mayúsculas, sin redes que hagan de mi trapecio una ilusión segura, porque sin redes la sensación es más intensa, más pura, más vital.

Tengo que abrir los ojos, poner mirada de turista a cada paso, esa que se queda con todos los detalles de la novedad, para el que nada es cotidiano y todo está por descubrir.

Tras la caída sin red, cuesta más, pero ahora... que alguien me diga que vuela más alto que yo que lo reto. Llegué a la luna por mi propio impulso y con una gravedad bastante densa, me adjudico todo el mérito y toda la culpa. De ahí, caí a un casi agujero negro, pero ando reparando mis habilidades perfeccionándolas en la medida de lo posible para llegar a la luna otra vez bajarme los pantalones y hacerle un calvo a la tierra. De luna de miel a otra galaxia.
Hay mucha criptonita, pero este camino es adictivo y cuanto más puro mejor.

Adiós terrícolas que a mí y a mi capa nos quedan pocos parches que remendar.

Me encanta Anatomía de Grey

Me encanta Anatomía de Grey, una vez más vengo a mi cuarto secandome las lágrimas, que no lagrimitas, que esta serie deja en mi rostro al que de adolescente no le queda nada.

Nos enseña la belleza de la vida, de la lucha por las cosas que merecen la pena, de lo bello que es vivir con nuestros más, con nuestros menos pero siempre sin rendirse excepto a la muerte cuando esta cae con su propio peso, que es mucho y si no, piensa en la expresión "pesa más que un muerto".

Creía que últimamente andaba algo hipersensible pero no, he descubierto que no ando, que lo soy, que siempre lo he sido. Repaso mi historial... Soy romántico hasta lo impensable, no hay sino que mirar la lista de mis películas preferidas, de las que me atrevo a mencionar porque las otras las que no menciono, me dan pudor.

Forrest Gump,
Big, Shine,
La vida es Bella,
BIG FISH,
E.T.,
Casablanca,
Más allá de los sueños,
Jerry McGuire,
La lista de Shindler.

Por esa razón (y por mi espirítu -léase con tono religioso-) decidí ser actor hace ya unos años.
Me perdí por el camino o mejor dicho me encontré y acabé siendo PAYASO, qué más romántico en pleno siglo XXI.

Sigo escribiendo y actuando y enamorándome de la belleza de las historias bonitas y sigo soñando con escribirlas e interpretarlas a la vez que intento hacer soñar a otros con lo que ya cuento.

Me costó reconocerlo, pero me atrapó la sensibilidad de sus personajes, de sus historias, de esa humanidad que desprende. Ahora lo digo a gritos, me encanta Anatomía de Grey.

martes, 5 de mayo de 2009

Mi vecina

Ella es un ser creativo, superlativo.
Lo sabe y por ello, lo explora todo, lo devora todo.
Sabe que es infinito lo que le queda por aprender,
pero las ansias le pueden y le llevan y le conducen
por una carretera parte asfaltada, parte aún sin asfaltar,
que sólo lleva su nombre (en un cartel un tanto extraño que a ella le dió por diseñar. Yo me lo hago yo me lo como.)

En sus inquietos ojos, la ternura virtual se queda a un palmo, de nuestras narices,
la intranquilidad de sus huidas, a veces literales, es directamente proporcional a la tranquilidad y la risa de su alter ego en la más pequeña de las pantallas.

Pero entre lo que aprende, descubre y sueña nos brinda lo más preciado de lo que ya sabe. Esas joyas del siglo XXI que uno busca a altas horas de la madrugada ella, nos las regala.

Esos silencios.Esas pausas que maravillan.
Sin música, sin ruido entre las ondas.
Pausas que paran el tiempo por el frío de su entrediente,
entre palabra



y PALABRA.

sábado, 2 de mayo de 2009