Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

miércoles, 1 de julio de 2009

Greguemía 2

A veces las palabras cuestan y no se pagan con euros

No hay comentarios: