Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

lunes, 28 de diciembre de 2009

Poemario 42

Corazón coraza se queda en casa con manta y pañuelo
con las vendas y las gasas casi secas pero aún manchadas de betadine,
que ya es menos que esa sangre que chorreaba a borbotones, cuando era corazón y no coraza.

Perdido en el camino de las calles circulares que se pierden para volver entre la niebla de Londres y el mágico barrio gótico. De San Francisco a Madrid, de Barcelona a París entre flores y vahos de souvenir.

Vengo voy y voy y vengo por el camino... sí, me entretengo y lapiz en mano aprendo que las cosas que suceden tienen que suceder que las rosas que se pudren tienen que perecer para que los gusanillos y otros bichos y rarezas tengan qué echarse a la boca en época de pobreza.

Froto (que no Frodo) y no hay genio que salga de mi lámpara, debe ser la bombilla y la cambio y la cambio y la vuelvo a cambiar y así seguimos iluminados a veces sí, a veces menos y otras en completa oscuridad guiados por el sonido de los sueños imposibles.

Pero siempre al final del tunel hay luz, con o sin genio, llegando con más oxígeno o con menos y aunque a veces menos es más prefiero más que menos de todo lo bueno y subir y subir sin vértigo o más bien, corrijo, a pesar de él.

El columpio se oxidó, se quedó en el jardín abandonado de las eternas imágenes fugaces chirriando fantasmagóricamente cuando baja rozando el suelo, acariciando la arena, el polvo del suelo pero sin tocarlo. 3 en 1 para que no moleste el ruido.

Ahora escobilla en mano y traje de faena limpiando el polvo de la alfombra de la línea arcoíris que tiene parada en el cielo estrellado y con plenilunio, por raro que sea, remedando huecos con hilo de oro y esperando estar listo pronto para el despegue.

5,4,3,2...

Que no moleste el ruido. La alfombra suele tener la virtud de ser silenciosa.

1 comentario:

K. dijo...

en el pasillo de los sueños nos encontramos y, desde allí, hasta aquí, nos volvimos a encontrar y, por aquí estamos... soñando en el pasillo con los soñadores que en vez de paredes vemos mundos paralelos.
;)