Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

jueves, 7 de octubre de 2010

100 o 99

Quisiera tener 100 vidas o 99 para poder aprender, reir, jugar y fascinarme.

En una sería director, en otra actor de cine, en otra, que ya elegí, sería poeta y payaso y seguiría aprendiendo tortazo a tartazo.
Leería todos esos libros que no llego a leer, a veces por vago y otras, tal vez, por vago también.
Amaría a una o dos mujeres en cada vida (en una a o dos igual amaría a cien) descubriéndome y descubriéndolas en todas sus estaciones, en cada detalle, en cada guiño, en cada veta.
Aprendería a amar mejor, a hacer mejor el amor, a follar mejor.
Memorizaría cada uno de los rincones de sus cuerpos, cada efecto y su respectiva causa. Amaría hasta morir porque tendría más vidas.
Conocería a todas esas personas, simples, sencillas en apariencia que tanto tienen que enseñarnos a los que paramos a estrecharles la mano, a escuchar sus contratiempos.
Lloraría y reiría de felicidad y tristeza, sentiría y sentiría, exploraría todos los caminos sin miedo, pues siempre tendría otra vida como paracaídas.
Eso haría saltaría, volaría también sería astronauta, astrónomo, paleontólogo, fotógrafo y antropólogo. Estudiaría música, instrumentos, psicología, filologías e historia. Inventaría, sería también inventor.
La física y la química puras me quedarían aún grandes aunque algo aprendería, al igual que en el arte de la pintura, no creo que en 100 vidas prosperase demasiado, pues el pincel, el dibujo y yo no conseguimos llevarnos muy bien, aunque nos queramos.
Viviría cada vida en 4 países diferentes y así viajaría y viajaría llenando mi mochila de idiomas, comidas (mmmm) y personas.
Si fueran 100 en alguna al menos haría mucho más deporte, que no es difícil comparándome con la que ahora vivo.
Tendría niños y niñas en casi todas, en otras no, aprendería a ser buen padre y buen hijo de mis padres.
También ¿porqué no? en alguna, si tengo 100 o 99 vidas sería malo, cruel, cabrón adrede. Más que nada por saber, por conocer y por vivir más.
En esta que ahora vivo me pierdo entre tanto ruido, no me la sé administrar, me escondo a veces, tiro el tiempo, me distraigo y no consigo centrarme en eso que amo, en aprender, reír, jugar y fascinarme.
Quisiera tener 100 vidas o 99 en su defecto.

No hay comentarios: