Se me derrite en la mano, cada vez que intento abrir alguna puerta

jueves, 7 de octubre de 2010

Abandonado

Mi dueño me abandonó por un FB donde las palabras no importan sino los cotilleos y los amigos virtuales.

Le echo de menos, creo que él no se acuerda ya de mí.
:(

1 comentario:

Anónimo dijo...

Menos mal que quedan espacios como este dnd el facebook y sus 'sinimportancias' se entierran lejos
querido.